Fisioterapia de Suelo Pélvico

Soy Ariadna Lletjà Guijarro, fisioterapeuta y especialista en suelo pélvico.

Desde hace aproximadamente 4 años me dedico a valorar y tratar las disfunciones del suelo pélvico en toda su globalidad (urológica, coloproctològica, ginecológica y sexual) tanto en hombres como en mujeres durante las diferentes etapas de su ciclo vital: infancia, adolescencia y durante la edad adulta.

Me apasiona este ámbito de la fisioterapia uroginecológica y obstétrica, así como la posibilidad de mejorar la calidad de vida de las personas.

La fisioterapia de suelo pélvico, aplicada por especialistas (trabajando conjuntamente con urólogos, ginecólogos y coloproctólogos) tiene como objetivo la valoración, tratamiento y prevención de las disfunciones del suelo pélvico y el abdomen, que afectan gran parte de la población:

Mujeres embarazadas
Madres durante el post parto
Mujeres adultas
Hombres adultos
Deportistas
Niños

Los síntomas pueden afectar notablemente la calidad de vida de las personas que los sufren en forma de:

  • Incontinencias de orina, de gases o heces
  • El dolor pélvico o perineal
  • Los prolapsos de órganos pélvicos
  • Durante el pre parto y el post parto
  • Antes y después de intervenciones quirúrgicas
  • Diástasis abdominal
  • El estreñimiento
  • La dificultad para orinar
  • Infecciones de repetición
  • Disfunciones sexuales (dolor, eyaculación precoz, disfunción eréctil)
  • La recuperación del cuerpo (fisio estética)
  • Disfunciones nerviosas leves
  • Dolor menstrual

Para tratar las disfunciones del suelo pélvico utilizamos diferentes técnicas con las cuales te podremos ayudar:

  • Técnicas de terapia manual
  • Ejercicios de Kegel
  • Electroestimulación y biofeedback
  • Neuromodulación
  • Masaje perineal
  • Abdominales hipopresivos
  • Ejercicios específicos para la reeducación postural global
  • Corrección de hábitos dietéticos y miccionales
  • Educación del paciente

Técnicas utilizadas

+Ejercicios de Kegel

Está demostrado que los ejercicios de Kegel son una herramienta eficaz para fortalecer nuestro suelo pélvico. Estos se basan en realizar una contracción de la musculatura perineal, que mejorará el control sobre nuestra vejiga en la incontinencia urinaria, la función de apoyo de las vísceras en un prolapso y Ia función sexual.

+Electroestimulación

La electroestimulación en el suelo pélvico consiste en la aplicación de un tipo de corriente eléctrica no dolorosa sobre la zona a tratar para conseguir una contracción muscular efectiva. También a la inversa, para relajar la musculatura en los casos donde haya demasiado tono muscular que provoque dolor o incomodidad.

La evidencia nos confirma la utilización de este tratamiento para los casos de incontinencia urinaria o anal provocadas principalmente por una disfunción muscular perineal.

+Biofeedback

Es un aparato de electroestimulación que mediante una sonda o electrodo, traducirá la contracción muscular y nos indicará a la pantalla el gráfico que hace esta contracción. De este modo podremos valorar de forma objetiva la contracción muscular y compararla en las diferentes sesiones para ver claramente la evolución.

+Neuromodulación

La estimulación percutánea del nervio tibial posterior es una técnica que se basa en equilibrar los impulsos inhibitorios y excitatorios mediante un impulso eléctrico no doloroso. Es una técnica mínimamente invasiva que ha demostrado ser efectiva en el tratamiento de la hiperactividad del detrusor y la vejiga hiperactiva (micciones muy frecuentes, sensación de evacuación incompleta e incontinencia por urgencia).

+Abdominales hipopresivos

Se trata de un sistema de entrenamiento holístico beneficioso para trabajar la faja abdominal a través de la respiración y la reeducación postural, ejerciendo menor presión en el cuerpo y en especial en el abdomen y suelo pélvico con varias finalidades, entre ellas la movilización visceral y la tonificación muscular y respiratoria, entre otros.

+Masaje perineal

Se trata de una técnica de masaje a la zona perineal, que se realiza durante las últimas semanas de embarazo y que ayuda a incrementar la elasticidad y reducir el riesgo de episiotomía.

+Corrección de hábitos dietéticos y miccionales

Como por ejemplo la ingesta de alimentos o bebidas que provocan una irritación y sobreestimulación del trato urinario inferior. También hay que revisar el espacio entre micciones para evitar posibles infecciones de la zona. La gestión del esfuerzo durante la micción y la defecación puede causar una hiperpresión abdominal excesiva que también perjudique nuestro suelo pélvico, entre otros.

Open chat